Beauteachful Número 25. Abril 2020

Ver Beauteachful nº25. Abril 2020

Editorial

La cuarentena nos da alas

Después de todo, este periodo excepcional de cuarentena e “hibernación” profesional nos ha infundido mucha inspiración.

La confianza en la capacidad nuestra y de nuestra sociedad a superar esta crisis y sacarle partido ha vencido el miedo.

Así han surgido iniciativas individuales y colectivas para potenciar innovadores formatos de clases probando nuevas herramientas.

Este último mes ha sido un laboratorio rico en experiencias y descubrimientos que nos han permitido a todos, alumnos, profesores, organizaciones seguir con algo de actividad.

Estos avances nacen de la ilusión de los alumnos y clientes por seguir con sus clases y de la implicación de nuestro equipo docente. Es un impulso de grupo, que se retro alimenta de la participación activa de todos los actores implicados.

Por supuesto, requiere paciencia e indulgencia, y por supuesto existe un margen de error. Este margen es lo que nos permite precisamente crecer y mejorar, desde la solidaridad, la cooperación y el respeto. Más que nunca nuestros valores representan nuestro timón.

¡Feliz lectura!


“No sabían que era imposible así que lo hicieron” (Mark Twain)

¡Las clases presenciales online!

El teletrabajo y la formación a distancia ya no son una opción, ahora se han convertido en una necesidad debido a la crisis del covid-19. Muchas organizaciones se han equipado con sistemas de reunión y formación online.

Una de las preocupaciones por parte de las empresas que se han visto obligadas a mandar a casa a teletrabajar a sus empleados es la estrategia de formación que estaban desarrollando a medio plazo.

Gaëlle Schaefer, directora de Hexagone explica, “La formación es uno de los sectores que más ha sufrido la crisis del coronavirus. El 100% de las clases presenciales fueron canceladas de la noche a la mañana y el sector tuvo que transformarse en un tiempo récord para continuar dando la formación a distancia”.

Requería confianza, audacia y una buena dosis de entusiasmo. En cuestión de días, ¡una parte de nuestros profesores y alumnos iniciaron sus clases presenciales online!

¿Parece antitético? ¡Pues deja que te demostremos que no!

La fuerza de las aulas virtuales:

Para mantener la formación en tiempos de crisis desde Hexagone se está utilizando el aula virtual, pegando un salto digital muy grande. Se trata de una herramienta tecnológica pedagógica para la realización de cursos en un entorno de aprendizaje donde el tutor-formador y el alumnado interactúan, de forma concurrente y en tiempo real, a través de un sistema de comunicación telemático de carácter síncrono.

Esta herramienta no desvirtúa en absoluto la formación presencial, sino que al contrario se sustituye y permite, en las circunstancias actuales, la continuidad de cierta actividad de nuestro sector. La fuerza del aula virtual radica en la garantía de la conectividad sincronizada entre el formador y los alumnos, así como la bidireccionalidad en las comunicaciones.

Muchas funcionalidades para potenciar el aprendizaje:

Las aulas virtuales ponen a disposición de los usuarios una serie de herramientas muy potentes que permiten agilidad en los intercambios y motivación de los alumnos:

  • Se pueden crear, configurar y visualizar las clases en pocos minutos.
  • El profesor puede ver los participantes que se encuentren en la reunión e intercambiar con ellos de forma fluida.
  • Puede compartir su pantalla durante una reunión de audio o vídeo.
  • Puntualmente, puede mostrar vídeos, fotos o textos con los que los alumnos podrán interactuar.
  • Los usuarios pueden silenciar o activar el micrófono/encender o apagar el vídeo.
  • Se puede abrir chats durante la reunión.
  • Se puede iniciar la grabación de la llamada o reunión: se basa totalmente en la nube, por lo que no hay que preocuparse por el rendimiento o espacio de almacenamiento del dispositivo mientras se graba.
  • Los participantes pueden utilizar una pizarra.
  • Se pueden almacenar archivos de audio o vídeo.
  • Existen numerosos soportes, en Skype, Teams o similar para Android (6.0 o superior), iPhone, iPad, Linux, Mac, Windows, Web, etc.

Solución contra el aislamiento, la soledad y la fragmentación:

El uso del aula virtual ha permitido mantener la cercanía entre alumnos y profesores, pero también entre los alumnos de un mismo grupo. La tecnología nos permite reducir la brecha generada por la distancia física, manteniendo asimismo un sentimiento de coherencia, de continuidad y de seguridad pese al entorno de inestabilidad ambiente.

Mejor asistencia:

Aunque no fuera lo primero que esperábamos, el uso del aula virtual ha generado una mejora en la tasa de asistencia entre nuestros alumnos.

Esto se debe principalmente a la mayor motivación de los alumnos que siguen este tipo de formación, así como, con el caso de Teams que hemos analizado más de cerca, al uso del calendario de Outlook. Los alumnos reciben una confirmación de la clase algunos minutos antes, este aviso permite no dejarse absorber por otra tarea. La clase de idiomas se inscribe así en la agenda de cada alumno como parte esencial de su trabajo.

Flexibilidad del aula virtual y apuesta por el teletrabajo:

Al ser una formación distancial y no importar el lugar de conexión de los alumnos, pensamos que esta herramienta tendrá mucha cabida más allá de esta crisis.

En un contexto en el que se desarrolla cada vez más el teletrabajo, representa una herramienta indispensable para mantener la continuidad de la formación y la cohesión del grupo. Sabemos ahora por experiencia que podemos tener grupos mixtos con alumnos físicamente en el aula con su profesor y alumnos conectados al aula virtual desde la lejanía. También será muy útil para los alumnos en situación de “exclusión profesional geográfica”, al bastar con tener buena conectividad y seguridad en las redes.

FUNDAE:

Aunque aún no se haya concretado mediante real decreto la aceptación formal del uso del aula virtual como sustitución momentánea de la formación presencial en este momento de crisis, el Gobierno es consciente de que es preciso flexibilizar las condiciones en que ha de ejecutarse temporalmente la formación profesional para el empleo sin que ello vaya en detrimento de la eficacia que ha de mantener en aras a fortalecer la empleabilidad de los trabajadores y la competitividad de las empresas. Tenemos por tanto muy buenas esperanzas de que en breve se considere como formación presencial aquella que se desarrolle mediante «aula virtual».

Os recomendamos consultar y firmar esta petición: http://chng.it/bRw5LWW2Gz.

Mejoras futuras:

En un futuro próximo, se espera que el uso del aula virtual irá mejorando desde la impulsión empresarial y gubernamental. Entre otros aspectos, se prevé que el aula virtual podrá contar con un registro de conexiones generado por las propias aplicaciones en que se contengan los tiempos de conexión de cada alumno. También se prevé que permita la firma electrónica de los responsables de formación, formadores y alumnos mediante captura de firma digitalizada o con datos biométricos, garantizando en todo caso la autenticidad de los datos correspondientes a la misma.

¡El futuro ya está en marcha, desde el mundo digital podemos hacer funcionar la formación!

En estos tiempos de altibajos no podemos esperar a que la ciencia, la técnica, los gobiernos, etc, resuelvan solos esta crisis. Todos podemos y debemos participar según nuestros recursos.

Durante este período de disrupción sin precedentes, en Hexagone estamos comprometidos con influenciar positivamente nuestra comunidad docente ofreciendo herramientas y contenidos pedagógicos relevantes, que esperamos contribuyan a ayudar a superar la situación actual.

La mayoría de las veces en el problema está la solución. Así lo hemos demostrado todos y así seguiremos.

 


Desde la cooperación… ¡somos parte de la solución!

Inspiración y gratitud por la multitud de recursos gratuitos online

Según comentan los economistas, vivimos un momento de incertidumbre radical, es un poco como atravesar una zona de niebla sin saber dónde se encuentra la salida.

Por eso mismo consideramos que debemos actuar conjuntamente: la sabiduría nos invita a la integración y a la cooperación, no a la separación.

Invitamos a nuestros alumnos a que perseveren en el estudio, y den rienda suelta a su imaginación para aprovechar el tiempo libre desde casa.

Muchos centros culturales, museos, bibliotecas etc están abriendo sus catálogos y compartiendo sus recursos. Ahora es realmente el momento idóneo para repasar los apuntes de clase y anotar las dudas pendientes…pero también para aprovechar los nuevos recursos disponibles: leer – la prensa, comics, novelas-, cocinar (¡receta en el idioma estudiado!), jugar o chatear con interlocutores nativos, escuchar vídeos, ted talks, canciones, visitar museos virtuales, escuchar podcasts, aprender con los MOOCS, ver obras de teatro, seguir talleres online ¡e incluso meditar en otro idioma!

Internet y las nuevas tecnologías han cambiado el panorama del ocio hoy en día y ofrece un sinfín de materiales, más aún en este periodo de confinamiento. “Nadie sabe a qué se parecerá el mundo después de esta crisis, pero está claro que este paréntesis nos brinda la oportunidad de formarnos de manera cualitativa excepcional y salir de este periodo más fuerte y preparado que nunca, abundan los recursos en la web” comenta Céline Nguyen, directora de calidad.

Algunos profesores os habrán recomendado leer algún clásico de la literatura, en este momento especialmente: el Decamerón de Boccaccio, La peste de Camus, El mundo de ayer, Memorias de un europeo, de Stefan Zweig, 1984 de George Orwell o Le Petit Prince de Saint-Exupéry.

Lo que, si está claro, es que «cuando estás encerrado, la literatura te libera». Os compartimos este extracto (de la breve colección de ensayos titulada El Verano de Albert Camus) muy inspirador y alentador:

“En medio del odio descubrí que había, dentro de mí, un amor invencible. En medio de las lágrimas descubrí que había, dentro de mí, una sonrisa invencible. En medio del caos descubrí que había, dentro de mí, una calma invencible. Me di cuenta a pesar de todo eso… En medio del invierno descubrí que había, dentro de mí, un verano invencible. Y eso me hace feliz. Porque esto dice que no importa lo duro que el mundo empuja contra mí; en mi interior hay algo más fuerte, algo mejor, empujando de vuelta.”


Last but not least:

Música. Os regalamos esta preciosa canción en francés, con una letra muy actual: https://youtu.be/rEjvRktXeis

Gracias a todos por hacerlo posible:

A nuestros clientes por su apoyo y flexibilidad.
A nuestros profesores por su paciencia y compromiso.
A nuestros proveedores por su dedicación y entusiasmo.

Saldremos de esta crisis más fuertes que nunca.

¡Esperamos que pronto os podamos dar a todos las gracias en persona!

Compartir en: